martes, 4 de agosto de 2009

I'm going away: el nuevo viaje de Fiery Furnaces


Los Fiery Furnaces son, sin lugar a dudas, una de las bandas más originales, prolíficas e interesantes del pop/rock actual. Liderados por los hermanos Matthew y Eleonor Friedberger, han venido desafiando al público con trabajos realmente inclasificables. En su discografía podemos encontrar extensas composiciones (de 8, 9 ó 10 minutos) con ritmos cambiantes y letras extravagantes sobre temas tan disímiles como la Guerra Civil Española, la vida en altamar, perros que huyen de sus dueños o la trata de blancas. Lo cierto es que esta extrema originalidad puede ser vista como un pro y una contra, ya que a veces pareciera que los Friedberger tienen demasiadas ideas para su propio bien. Es como si tirasen muchos ingredientes en la mezcla, llegando en algunos casos a abrumar a quien los escuche.
Pero para su último disco I'm going away decidieron bajar un par de cambios, logrando el trabajo más accesible desde su debut Gallowsbird's bark (2003). O sea, quien no logre asimilar este disco, que ni intente escuchar trabajos más complejos como Blueberry boat o Bitter tea. Si bien los Furnaces mantienen su original enfoque musical, aplicando extraños giros de estilo, las canciones aquí son más inmediatas y concisas. No hay en este disco intrincadas composiciones que varíen de ritmo permanentemente. Esta vez, han elegido el camino de la melodía más accesible, de la balada elegante. Esto, como dije, no quiere decir que la música de I'm going away sea carente de originalidad. Eso es algo que esta banda sigue teniendo a montones. Pero sí estamos ante un disco que se puede escuchar sin rascarse la cabeza ni frunciendo el ceño en ningún momento. Dejando un poco de lado su extravagancia habitual, los Furnaces demuestran su facilidad melódica y fluidez musical. Y en el medio de todo está la expresiva voz de Eleonor, una gran cantante e intérprete que "actúa" sus canciones, lo que hace que en muchos momentos parezca estar en medio de una ópera rock. La presencia del piano de Matthew en casi todos los temas contribuye a este sonido tan teatral.
En conclusión, un muy buen disco que puede ser un interesante punto de partida para quien no conozca nada de esta banda. Si disfrutan de este álbum, pueden comenzar a transitar el resto de su compleja discografía.
Ya sean más o menos extravagantes que de costumbre, los Fiery Furnaces continúan destacándose como una alternativa distinta y de calidad. Desde aquí, lo celebramos.
De yapa, les dejamos los primeros cuatro temas del disco. De nada.

8 fugazzetas




3 comentarios:

fians4k dijo...

La última vez que les hice caso en una sugerencia musical, terminó siendo un gozalo de media cancha, así que sin dudarlo voy a probar esta nueva fugazzeta musical que han dejado en el blog. Luego vuelvo con las conclusiones.

el Pelado dijo...

me gusto mucho la musica q tines en el blog, hay mucho material de gran calidad.
te invito a que visites HISTORIETA Del ROCK y si queres intercambiamos links

Bitter dijo...

hmmm, escucharé con mas calma...
besos

¿hay programa hoy supongo??